lunes, 14 de agosto de 2017

NO ERA


No era de nadie, no pertenecía a ningún lugar. Se sentía sola y abandonada a pesar de tener siempre una mano a la que estrechar. Estaba perdida dentro de una sociedad que no le correspondía, aunque sus habilidades sociales mostrasen lo contrario. Era diferente, pertenecía a otra época.  El bullicio de la ciudad provocaba estragos en su mente, el ruido de lo mundano disipaba su tranquilidad. Utilizaba la soledad para combatir la cruda realidad, esa que ennegrecía su armonía y apagaba su luz. A veces salía a la calle por socializar, para no parecer una loca que vive de utopías y habla del vacío de esta humanidad. Bebía para olvidar la desidia que le provocaba su mundo. Sus lágrimas caían cuando se avergonzaba por ser quien en realidad no era; no era una más, no era una persona absurda ni alguien ilógico, no era una descerebrada ni una persona apática, no era cruel, no carecía de sensatez ni tenía una lengua viperina, no era insensible ni estúpida, no era como ellos. Tan sólo estaba siendo lo que todos querían que fuese; un borrego más. Sin embargo, cuando se refugiaba en la soledad, cuando estaba sola y nadie la miraba, cuando se sentía libre para desnudar su alma, se deshacía de su máscara y sonreía ante el espejo, porque sólo en ese momento podía ser ella. No sabía de quién era, desconocía su procedencia, pero estando sola viajaba lejos buscando su lugar, buscando ese algo que llenase su vacío y dejase las falsedades atrás. No era ella cuando se socializaba, pero sí era ella cuando nadie la observaba.  

martes, 20 de junio de 2017

DIME


Dime qué necesitas y te lo daré. Empújame con todas tus fuerzas y te abrazaré. Lastima mi corazón y sin dudarlo te besaré. Rompe a pedazos mis ilusiones y tus miedos disiparé. Miénteme sabiendo que sé lo que piensas y tus verdades desvelaré. Hazme llorar y yo con mil sonrisas te colmaré. Soy la fuerza que te falta. Soy la paciencia que olvidaste. Soy la sensatez que apartaste una y otra vez. Dime que me odias y entre mis brazos te acunaré. Golpea mi pecho con rabia y yo con tan solo una palabra te calmaré. Grítame hasta romperme los tímpanos y yo mi voz te prestaré. Soy la cordura que perdiste. Soy la elección que negaste. Soy la saliva que escupiste mientras llorabas por no encontrar a tu verdadero ser. Y dime, dime que sigues renegando de mí y yo a tu lado siempre permaneceré. 

jueves, 1 de junio de 2017

HECHA PARA TI


Me hicieron para ti; fabricada con sonrisas que otros no quisieron y lágrimas olvidadas en el suelo. Nací de tus sueños, de tus anhelos y de tus más íntimos deseos. Tu mente me diseñó sin pretenderlo como vía de escape de este mundo turbulento. Surgí de las motas de polvo que se acumulaban entre tus dedos. Crecí detrás de tu espejo oculta tras una capa de cristal que no te dejaba ver la realidad de este incomprendido cuento. Tomé forma en un universo paralelo donde la utopía de la imagen que habías creado de mí se hacía de carne y hueso. Maduré sin ti pero para ti sin ser consciente de ello, pues mi mente era ajena a tu existencia más mi alma estaba arraigada a tu cuerpo. Me crearon exclusivamente para ti; me implantaron un idioma nuevo con el que tú y yo entendernos, un lenguaje lleno de extraños algoritmos que sólo para ti y para mí cobrara sentido. Me hicieron para ti; cosida con parches que otros zurcieron y ensamblada con clavos de malos carpinteros. Nací de tu soledad, de tu rabia y de tus lamentos. Surgí de ese gran vacío que llevabas dentro. Y no, no soy tu álter ego. No soy tu orgullo ni tu desespero. No soy tu autoestima ni tu veneno. No soy la sombra de tus recuerdos ni el lápiz con el que escribes tus deseos. No soy tú y tú no eres yo. Vivíamos en mundos paralelos, cada cual con sus vidas sintiéndonos extraños en una novela de lobos y corderos, sintiendo que no era nuestro lugar, sintiendo que nos estábamos consumiendo en un espeso mar negro. Y fue ahí, justo ahí cuando tu corazón me llamó con tanto ahínco que, tras muchos años de incomprensión y sufrimiento, aquí estoy; hecha para ti, extendiéndote la mano para huir de aquí. 

miércoles, 5 de abril de 2017

SIEMPRE LLEGO TARDE

Siempre llego tarde. Nunca es el momento; aparezco un minuto después o me marcho un segundo antes. Me cruzo de forma inoportuna y me quedo en el lugar para grabar mi huella con sangre. No me quieren dejar y, sin embargo, no se quedan conmigo porque siempre llego tarde. Soy la que entrega el alma con tique de devolución; siempre el mismo principio, el mismo final. Vivo encerrada en un triángulo sin más opciones que la de revivir episodios que se repiten a lo largo del tiempo, y es que a pesar de que cambie de jugada siempre me tocan las mismas cartas. Nunca tengo una buena baraja, no soy afortunada en el juego. Quizás el problema resida en mi aura, no nací para ser de nadie. No soy la pieza de ningún puzle incompleto. No soy un polo opuesto ni un roto para un descosido. Ni siquiera soy un hombro sobre el que llorar, siempre hay otro más confortable que ha llegado antes. Nunca llego a tiempo; soy puntual pero mi reloj debe estar estropeado. Vivo atrapada en el pasado; mi cuerpo envejece pero mi camino sigue siendo corto, tan corto que puedo ver el primer paso que di. Puedo calcular cada opción, cada elección y cada consecuencia, la regla de tres que nunca falla en mi vacuo y negativo resultado. Para qué voy a cambiar mi dirección si no pertenezco aquí, está claro que soy un bicho raro y aunque conjugue mil verbos siempre sonarán igual, a fracaso. No encajo aquí y es por ello que nadie es para mí y yo no soy para nadie. Siempre llego tarde, nunca es el momento; aparezco un minuto después o me marcho un segundo antes.          

miércoles, 22 de marzo de 2017

HUYE


Ella huye de todo mal. Quiere escapar de aquello que le hace daño. Corre sin mirar atrás alejándose de la negatividad de los demás. Huye de ellos pero también de sus propios miedos. Siente que la han contaminado de falsas ilusiones y de críticas destructivas que la han llevado al fracaso. Ella avanza con el alma rota y con lágrimas secas que arrugan sus mejillas. Camina con desazón terminando una etapa que bien no fue la mejor pero sí la que estuvo llena de más enseñanzas. Ella se aleja de su mundo habiendo aprendido una sabia lección; ahora sabe lo que no quiere en su vida y lo que anhela tener. A pesar de que continúa avanzando a través de un camino arduo y dubitativo no puede evitar recordar lo vivido, aunque el mal la acompañó también hubo momentos llenos de sueños y sonrisas. No todo fue oscuro, pero en la balanza pesaba más el veneno que el antídoto. Necesita hacer realidad su utopía, quiere construir un refugio donde las espinas no puedan alcanzar su corazón. Tiene miedo de verse otra vez bloqueada, sus días se agotan y no quiere más fallos. No quiere más experimentos. Se acabó el aprender por ensayo y error, sabe que debe permanecer con la mente fría y sacrificar lo que un día creyó que le hacía feliz. Ella huye de todo mal. Quiere escapar de aquello que la hizo sentir mediocre, y a pesar de encontrarse sola en un desconocido paraje quiere sentirse única, quiere ser especial aunque sólo lo sea para ella. Huye de ellos pero también de sus propios miedos.

viernes, 3 de marzo de 2017

VIAJERO


Viajero del espacio; tú que exploras en solitario todos los recovecos del universo. Tú que te mueves entre el silencio y la oscuridad adornados con un millar de bombillas. Viajero, dime por qué no tienes miedo a la soledad absoluta. Dime qué es lo que te hace feliz entre tanto espacio-tiempo. Siempre has navegado a contracorriente, totalmente solo, no has necesitado ni la luz del sol para guiarte. Has esquivado meteoritos y agujeros negros. Has evitado la gravedad de los planetas y la luz ultravioleta de las estrellas. Viajero del espacio infinito; tú que has descubierto tantas galaxias y aún permaneces impasible ante la majestuosidad de lo eterno. Dime qué es lo que te da fuerzas para continuar tu ermitaño viaje. Dime qué es lo que te motiva para seguir explorando el cosmos. Qué es lo que persigues en tu búsqueda. Dime por qué todavía tienes la esperanza de descubrir eso que tan desconocido es para ti y que con ansias deseas alcanzar. Viajero de su cristalino reflejo; tú que te pierdes en su mirada aunque sus ojos te miren sin anhelo. Tú que no apartas la vista de sus pupilas esperando hallar un atisbo de reciprocidad. Amigo mío, dime por qué la buscas con tanta ternura y paciencia si sabes que ella explora los recovecos de otro universo. Tú que te reflejas en su mirada y ella aparta la vista. Dime por qué quieres permanecer perdido en su iris en lugar de guiarte por el brillo de los tuyos. Viajero del espacio infinito; tú que has descubierto tantas miradas y aún permaneces perdido ante la majestuosidad de sus ojos prohibidos. Dime por qué. 

domingo, 19 de febrero de 2017

HUELLAS


Tus huellas son mis pasos y mi camino tu destino. Entre tanta soledad nos hacemos compañía sin límites ni prejuicios. Eres el reflejo de mis ojos y mi alma tu espejo cristalino. Tu trayecto es el mío y mi cuerpo tu vehículo. Navegamos entre nubes de algodón sin un objetivo predefinido, tan sólo avanzamos a través de un abismo construido por inicuos individuos. Tus manos son mi refugio y mi perfume tu alivio. Entre tanta falsedad nos abrazamos sin testigos, sin bocas tóxicas, sin miradas asesinas y sin enmascarados enemigos. Tan sólo tú y yo ahogándonos en lo más profundo del olvido. Tus burbujas son mi oxígeno y mi pecho tu navío. Nadamos a contracorriente escapando de oscuros seres marinos; que escupen fuego, lanzan espinas, arañan ideas y desgarran la vida. Ellos quieren todo lo que somos, destruir nuestro hilo y suplantar nuestra identidad con sigilo. No saben que tu cuerpo es mi coraza y mi corazón tu arma de doble filo. Entre tanto ruido encontramos el silencio componiendo nuestro propio sonido, pues ya nada ni nadie pueden romper nuestro vínculo. Somos dos almas unidas por un mismo fin; escapar de este hedor anodino que desprende este mundo reprimido.  Tus huellas son mis pasos y mi camino tu destino. Eres mi reflejo y yo tu espejo dolorido.

miércoles, 8 de febrero de 2017

PALABRAS


Finges estar feliz detrás de las palabras. Sonríes en papel mientras tus lágrimas escriben cada letra plasmada. Son ellas las que construyen tu vida soñada; una chica dura con fuerza en su mirada. No eres más que la cara oculta de páginas desgarradas que están escritas con tinta negra que vierten tus entrañas. Ellas te hacen ser admirada porque disipan tu oscuridad con poesía encantada. No eres más que el reflejo de lo que en tu niñez soñabas; una mujer independiente que todo lo ganaba. 
Ahora te refugias en capas ortográficas que transmiten una realidad adulterada. No eres nadie sin tu verborrea de gratas palabras. Sólo obtienes silencio cuando callas y aplausos cuando espetas historias acabadas. Finges estar feliz porque resulta demasiado fácil simularlo tras una pantalla. Sonríes en digital mientras tus dedos teclean cada letra incrustada. Son ellas las que diseñan tu energía imaginada; un huracán de emociones que remueve a las mentes más transparentes y cautas. Son ellas las que te transforman en una adorable maga, porque tan sólo con el poder de las palabras logras hacer magia.

domingo, 15 de enero de 2017

ERES TÚ


A veces sueño rozarte con mis dedos, embriagarte con mi aroma y empaparte con mis besos, pero cuando despierto no eres tú en quien pienso. Mientras duermo soy tuya, te introduces en mis pensamientos y me haces el amor a fuego lento. Una vez desvelada no es a ti a quien tengo. Me giro en la cama y hay otro sujeto; menos tierno, más irritante, menos comprensivo, más violento, y sin embargo, es a él a quien prefiero. Desearía que fueras tú quien me despertase por las mañanas con dulces besos, pero tengo miedo de perderte si te digo que te quiero. Eres tú quien me conquista con bonitos versos. Eres tú quien me seca las lágrimas con los pañuelos más bellos. Eres tú quien me deja cada día los mejores recuerdos, y aun así es a él a quien regalo mi cuerpo. Tú me entregas tu tiempo cuando él me deja el corazón maltrecho. Tú me haces feliz, eso es un hecho. Me sacas una carcajada cuando menos lo espero. Y es que es a ti a quien entrego mis mayores secretos; me escuchas, me comprendes y me apoyas con esmero. Por eso te alejo de mí, porque no hay amor más sincero que el saber que eres tú y callarme mis te quieros para no perderte y echarte de menos.